La importancia de excluir alergias posibles antes de cada tratamiento de micropigmentación.

Foto de Ana Paula Landi, experta en microblading natural en Barcelona

Cuando decidimos someternos a un tratamiento estético es muy importante tener en cuenta que todos los productos utilizados puedan provocar un efecto indeseado al contacto con nuestra piel. 

Es una eventualidad del todo normal, y es por eso que antes de cada tratamiento, el centro especializado tendrá que efectuar unas pequeñas pruebas para averiguar y/o excluir posibles alergias.

El maquillaje permanente de Cejas con Ana Paula Landi en Barcelona

1. ¿En qué consiste la prueba?

Antes de empezar el tratamiento de micropigmentación es obligatorio que el técnico profesional responsable de la sesión se encargue de efectuar esta prueba poniendo a contacto con la piel del cliente unas pequeñas dosis de producto que será el que se inyectará en el epidermis.

Ese proceso es fundamental para no poner en peligro la salud del sujeto en cuanto también la presencia de solo una de las sustancias puede provocar un brote alérgico. 

Durante la prueba cutánea que se efectúa a la hora de detectar sustancias perjudiciales, anómalas o molestas para la piel del cliente, se trata al sujeto con una muestra de estas sustancias (alérgenos) observando si aparecen o no signos de reacción alérgica.

Esa prueba es muy importante también para que el tratamiento salga perfecto y para no perjudicar el resultado final.

2. ¿Cómo se realiza la prueba?

La prueba es muy simple y es muy similar a todas las típicas pruebas para detectar alergias.

El técnico profesional encargado deberá utilizar todos los accesorios higiénicos previstos, como los guantes, la mascarilla, el gorrito y los instrumentos y contenedores estériles y desechables.

La prueba se efectuará en una cabina unas 48 horas antes de realizar el tratamiento para que en este arco temporal haya tiempo suficiente para que aparezca un posible síntoma de rechazo a la sustancia utilizada.

El cliente tendrá que quitarse todas las joyas o los accesorios que lleve y, cuando esté preparado, el técnico utilizará un aparato llamado demógrafo con una aguja estéril para prelevar el pigmento que se tiene pensado utilizar para el tratamiento.

Las zonas en las que se implantará el pigmento serán las de detrás del lóbulo de la oreja o en la nuca donde empieza el nacimiento del pelo y se comprobará si la dermis tolera o no el tinte. En cuanto se termine el proceso se establecerá si la dermis se ha visto afectada por la sustancia o el pigmento, y si el cliente tiene tendencia a infectarse.

3. ¿Cuándo no se puede realizar la prueba de alergia y, por consecuencia, el tratamiento?

Con la prueba de alergia podemos conocer el nivel de tolerancia de la piel exponiéndola a un determinado pigmento para la ejecución del tratamiento profesional de la micropigmentación. No obstante eso, no todo el mundo puede someterse a ese tipo de tratamiento y por consecuencia a la prueba.

No podrán efectuar el tratamiento:

  • Las mujeres embarazadas;
  • Las personas sujetas a diabetes;
  • Las personas con problemas de piel o enfermedades de la dermis;
  • Las personas con problemas de cicatrización o con la piel extremadamente sensible al contacto con las maquinarias;
  • Clientes que tomen unos fármacos que son incompatibles con el tratamiento de micropigmentación;
  • Sujetos alérgicos graves o con riesgos de salud.

En conclusión, el tratamiento de micropigmentación, como cualquier otro tipo de tratamiento estético, se tiene que efectuar con todas las medidas de precaución y con peculiar cuidado a la salud personal del cliente.

La prueba de alergia nos permite quedarnos tranquilos y saber que nuestro centro estético cuidará de nosotros 100%.

Para más información sobre la micropigmentación de cejas  labios y ojos, visite nuestro sitio web: anapaulalandi.com



Alessandra Ferrara / Ana Paula Landi Micropigmentacíon