NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW NUEVO TRATAMIENTO → HYDRA GLOW

Micropigmentación en brotes de la piel y cicatrices

¡COMPARTE!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Como siempre te contamos en el blog, si bien la micropigmentación es más conocido como maquillaje permanente en su versión estética, tiene otra cara menos conocida. Y es que la micropigmentación es también una excelente solución para tratar imperfecciones de brotes de la piel, como el vitíligo, las cicatrices, el labio leporino y las estrías.

Aunque tendemos a relacionar micropigmentación con belleza, en muchas ocasiones este tratamiento se convierte en un servicio médico estético para corregir imperfecciones, asimetrías, cicatrices y hasta alteraciones de la piel, como pueden ser el vitíligo y el labio leporino.

En todos estos casos, la micropigmentación se convierte en un tratamiento no invasivo y de fácil curación, que se convierte en una gran alternativa a la cirugía estética. ¿No sabes en qué casos la micropigmentación es más que belleza? ¡Te lo contamos!

La micropigmentación como tratamiento del vitíligo

El vitíligo es una enfermedad de la piel caracterizada por la pérdida de tono en el pigmento de la piel a causa de la disminución de melanocitos, que son las células que generan la pigmentación de la piel.

Normalmente, el vitíligo aparece por una deficiencia en el sistema inmune, que reconoce a los melanocitos como un ataque y produce anticuerpos para luchar contra ellos. Es decir, es el mismo cuerpo el que se encarga de eliminar los melanocitos. Como consecuencia, aparecen lesiones en forma de mancha blanca en la piel, que pueden ser localizadas en una parte del cuerpo o aparecer en varias zonas.

El problema del vitíligo es que la diferencia entre las manchas blancas y la piel pigmentada es muy visible, por lo que, cuando aparece en zonas de mucha exposición (como el rostro, las manos, el escote, etc) puede conllevar un problema de autoestima para la persona que lo sufre.

¿Qué hace la micropigmentación en casos de vitíligo?

En casos de vitíligo la micropigmentación es un excelente tratamiento para camuflar las manchas blancas que la enfermedad ha provocado en la piel. Para ello, el profesional micropigmentador usará pigmentos lo más similares al tono de la piel de la persona afectada.

La técnica para camuflar el vitíligo no es sencilla y no puede realizarla cualquier persona. En Landi Studio te recomendamos que te informes siempre antes de elegir al profesional que te realizará la técnica, para que el resultado sea lo más natural posible.

Además, a la hora de realizar una micropigmentación para camuflar el vitíligo también es muy importante tener en cuenta la época del año, de manera que lo hagamos en un momento en que el tono de la piel es lo más natural posible. Por ejemplo, intenta no realizar la sesión en verano, ya que, si te sueles exponer al sol, tu tono de piel estará más bronceado de lo que suele ser realmente.

La micropigmentación en el tratamiento del vitíligo no es dolorosa y no presenta efectos secundarios. Por esta razón, es una excelente alternativa a procesos más invasivos, como la cirugía.

Eso sí, una vez terminado el tratamiento, es importante respetar el proceso de cicatrización de la piel, que tiene una duración de unos 40 días. Tras este proceso, es importante que el cliente vuelva al estudio para evaluar el tono del pigmento y valorar si es necesaria la sesión de retoque.

La micropigmentación y el labio leporino

El labio leporino es una anomalía en el labio superior de nacimiento que hace que éste presente una hendidura en el tejido. Esta deformación puede estar provocada por diversas causas, como factores genéticos, ambientales, la exposición a sustancias tóxicas, deficiencias de nutrición o algunos virus.

Además de los obvios problemas estéticos, el labio leporino puede provocar serios problemas que afectan el día a día de la persona. Por ejemplo, si la hendidura es muy amplia puede conllevar deficiencias alimentarias, problemas dentales, infecciones de oído o dificultades en el habla.

Por esta razón, como el labio leporino suele presentarse en la primera infancia, es fundamental buscar rápidamente el tratamiento médico adecuado para paliar cuanto antes los posibles efectos secundarios.

¿Qué hace la micropigmentación en casos de labio leporino?

Gracias a la micropigmentación, en casos de labio leporino es totalmente posible recuperar el perfil superior del labio. En muchas ocasiones, esta recuperación es tan efectiva que hasta logramos disimular la anomalía hasta un 90%.

La micropigmentación de labios en casos de labio leporino hace que el tono de piel de la cicatriz y el del labio se fundan, de manera que la cicatriz se camufle completamente con la piel a su alrededor.

Ventajas de la micropigmentación en labio leporino

La micropigmentación de labios en el labio leporino es un tratamiento que va mucho más allá de la mejor simplemente estética. Este tratamiento consigue aumentar la autoestima de la persona y ayudar a que el cliente se sienta más seguro, mejorando así su calidad de vida.

Camuflaje de cicatrices y estrías con micropigmentación

Una cicatriz es una marca que resta en la piel después de una herida profunda o tras una cirugía invasiva. Las cicatrices en zonas muy visibles, como el rostro, la espalda, las piernas o las manos, pueden provocar problemas de autoestima en las personas que las sufren.

Por su parte, las estrías, son formaciones cutáneas que aparecen como consecuencia del estiramiento de tejidos de la piel. En casos como cambios bruscos de peso o durante el embarazo, la piel no tiene suficiente elasticidad y se desgarra para resistir el aumento de volumen de tejidos subyacentes. Estas incómodas marcas pueden aparecer en zonas como el pecho, los muslos o los glúteos. Son muy comunes en mujeres, debido al embarazo, y su aparición, si es muy visible, puede provocar pérdida de confianza en quien sufre las estrías.

¿Cómo podemos camuflar cicatrices y estrías con micropigmentación?

En casos de cicatrices o estrías, la micropigmentación se encarga de realizar un trabajo sobre la cicatriz o estría con pigmento, con el objetivo de que su tono se corrija. Por esta razón, en estos casos siempre trabajamos con pigmentos lo más parecidos posible al tono natural de la piel de la persona. Aplicando pigmentos que se asemejen al tono de la piel del cuerpo, conseguiremos igualar el tono de la cicatriz o estría con el color natural de la piel.

Por esta razón, la micropigmentación de estrías y cicatrices suele denominarse camuflaje.

Factores importantes a tener en cuenta en la micropigmentación de cicatrices y estrías

La micropigmentación como camuflaje de cicatrices y estrías es un poco más especial que los otros casos y conviene tener en cuenta factores importantes.

– Es recomendable realizar el tratamiento cuando la cicatriz ya no está ni blanca ni rosada, sino que tiene un tono lo más parecido posible al de la piel. Además, deben haber pasado entre 6 y 12 meses desde su formación, como mínimo. En el caso de las estrías, éstas deben encontrarse en su fase inicial (cuando son de un tono rosado) para obtener los mejores resultados con la micropigmentación.

– Si la cicatriz presenta capas excesivas de piel, hundimiento o dolor al tacto se recomienda NO realizar el tratamiento.

– Una cicatriz y una estría son marcas por lesiones internas de la piel, por lo que el proceso de micropigmentación puede provocar que la zona se inflame. Esto es normal y la hinchazón irá desapareciendo con la cicatrización.

Cuidados antes y después de la micropigmentación en cicatrices y estrías

Como decíamos antes, cuando se micropigmentan cicatrices y estrías, como son alteraciones de la piel en forma de lesión, es normal sentir una ligera molestia durante el tratamiento y en su curación. Por esta razón, es muy importante seguir una serie de cuidados antes y después del tratamiento de manera que minimicen al máximo cualquier tipo de molestia. Estos cuidados, además, también nos asegurarán que el resultado tras el tratamiento sea óptimo.

– Evita tomar vasodilatadores como el alcohol, el café, el té o refrescos azucarados antes del tratamiento.

– No te expongas directamente al sol.

– Evita mojar la zona las primeras horas después de realizar el tratamiento.

– Evita las saunas o el ejercicio extremo que provoque mucha sudoración.

– No aplique maquillaje sobre la zona tratada.

El tiempo de cicatrización oscila entre los 7 y los 15 días, según la persona. Durante este tiempo y hasta el mes después de la sesión, se experimentarán cambios en el tono del pigmento. Esto es completamente normal, ya que el color experimenta variaciones durante la cicatrización y antes de instalarse definitivamente en la piel.

Después de la cicatrización, es importante volver al estudio para valorar el tratamiento con el especialista y evaluar si es necesaria una sesión de retoque que asegure los mejores resultados.

En Landi Studio somos un equipo profesional formado y qualificado en micropigmentación de ojos, labios, cejas y cicatrices. Con Ana Paula Landi al frente, uno de los referentes de la micropigmentación en España, ponemos a tu servicio toda nuestra profesionalidad, seriedad y máxima calidad. Si estás pensando en la micropigmentación como alternativa a la cirugía tradicional a modo de camuflaje, te ofreceremos todo el asesoramiento que buscas. ¿Vienes a vernos? ¡Te esperamos!

¡COMPARTE!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp