La micropigmentación de labios: todo lo que hay que saber

En nuestro rostro hay unos punto “magnéticos” que atraen la atención de quien nos observa, y éstos son los ojos y los labios.
Se suele decir que: “los ojos atrapan y la boca seduce”.
Es muy importante que estas dos partes estén en armonía con la totalidad del rostro y que tengan una forma adecuada y equilibrada.
En particular, los labios son muy sensibles y resultan más bonitos si su borde se ve bien definido y marcado de forma natural.
Si tus labios no te gustan, tienen discromías o no se ven muy bien definidos, te aconsejamos recurrir a la técnica de la micropigmentación para resolver tus problemas y verte enseguida más guapa y perfecta.
Pero…

¿En qué consiste la micropigmentación de labios?

Esta es un técnica que consiste en la microimplantación de pigmentos en la semimucosa para obtener una densidad de color y un perfilado perfecto. Las líneas se verán enseguida más definidas, consiguiendo unos labios voluminosos y proporcionados.
El pigmento se inyecta en la piel de los labios a través de infiltraciones que son las mismas implantaciones de color que sirven para suavizar arrugas, redefinir el borde de los labios, corregir asimetrías, dar volumen, etc.
Una técnica profesional y un recurso efectivo y satisfactorio.

¿Cuándo se puede realizar este tipo de tratamiento?

El tratamiento se puede realizar siempre que se quiera pero es muy importante ser atendido por profesionales calificados que sepan aconsejarte el momento más apropiado para que el resultado final sea más duradero.
De hecho, es muy importante analizar la piel del cliente, su estado de hidratación y sus particularidades.
Se pueden diferenciar tres tipos de pieles en el labio que serán sujetos a la implantación de pigmento: la piel del contorno de los labios que es la más fácil de micropigmentar y es también donde los pigmentos aguantan más; el perfilado, que es donde es más difícil la fijación; y la semimucosa labial, que es esa parte de piel donde se ve el color más lleno y bonito y donde se consigue una fácil aplicación del color.

El tratamiento de micropigmentación tiene una duración que varía, como ya se mencionaba antes, según el estado de la piel y, más concretamente, si se trata de pieles maduras o no.
No obstante eso con un buen cuidado de la piel y una buena elección de pigmento se pueden lograr resultados excepcionalmente duraderos; uno de los secretos es justo la elección de los colores que hay que aplicar.
Muy importante es recrear unos tonos naturales y que sean armónicos con el tono de tu rostro; se prefiere evitar los marrones a favor de tonalidades rosadas y, en cuanto a definición, se sugiere no crear un perfilado muy marcado sino ir difuminando el color con una ligera intensidad que done un efecto volumen.
Esta es una técnica profesional de maquillaje permanente muy solicitada.
Es muy importante su correcta realización step by step y el uso de instrumentos profesionales que trabajen a una profundidad adecuada.

¡Ven a informarte en nuestro centro de estética y confía en nosotros! ¡Quedarás satisfecho con nuestro trabajo!